Cuando me quedé embarazada, tenía claro que quería pintarme la barriga. Primero contacté con una agencia en la que hacían Belly Paint pero, aparte de ver que los precios se disparaban por pintar una simple barriga, no me acababa de convencer, aún así concerté día y hora para hacerlo.
 
Un día antes de acudir a la cita, le comenté a mi mejor amiga que me iba a pintar la barriga y ella misma me dijo que conocía a una chica que iba por su cuenta y que pintaba muy bien. Busqué en su Instagram, me puse a ver sus obras de arte (porque para mí son obras de arte) y pensé: ¿Por qué no? ¿ Por qué no darle una oportunidad? No tiene nada que ver dónde trabaje sino cómo lo hace, y vi que ponía corazón al hacer sus trabajos!
 
Decidí contactar con ella, trato amable y predisposición inmediata.
Se ofreció a venir a mi casa sin necesidad de yo moverme. Le dije que tenía claro que quería reflejar a mis animales junto con el que iba a ser mi hijo. Me dijo que nunca nadie le había pedido un dibujo tan personalizado, se trataba de hacer a mi perro y a mi gato. Aún así me dijo que estaba dispuesta y que para ella era un reto. Ella es Sandra una artista. Se portó como nunca. Simpática, cariñosa, atenta ... Tardó casi dos horas .. y cuando acabó me quedé sin palabras! Era justo lo que le pedí. No quería quitarme el dibujo de mi barriga jamás. No me arrepiento de haber tomado aquella decisión, de cancelar la cita con la agencia, dicen que las cosas pasan por algo y tuve que contarle a mi amiga que me pintaría la barriga para que ella me llevase hasta Sandra!
 
Tiene magia en sus manos y hace verdaderas obras de arte.

Natalia

Siguiente testimonio

© 2019 Sandra Robledo

Tel: 600832576

  • Facebook - círculo blanco
  • White Twitter Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon